Galeria de Fotos Descarga tus fotos

Utilizando sal para limpiar la casa cambiarás la energía de tu hogar

Durante mucho tiempo la sal ha sido utilizada por muchas personas para la limpieza del hogar, y hasta para la limpieza de ciertas heridas de menor grado. La sal es un excelente producto natural, que te permitirá alcanzar esa limpieza reluciente que tanto deseas.

La sal aparte de sus magnificas propiedades para la limpieza del hogar tiene otras propiedades que casi nadie conoce, por lo que aquí te daremos todos los tips de cómo puedes utilizar la sal y aprovechar sus propiedades al máximo.

De ahora en adelante vas a incluir la sal en tu vida, no solo como ingrediente de tus comidas preferidas, sino como un maravilloso ingrediente para la limpieza y optimización de tu hogar. Sin más preámbulo te dejamos todo lo que tienes que saber de la sal.

Si tienes problemas con la hormigas en tu hogar, no te preocupes mas, ya que con tan solo colocar un poco de sal en donde hayan atacado estos insectos, y te aseguramos que no volverás a saber nada de ellas.

Si sientes el ambiente muy húmedo en tu hogar y te preocupas porque no se vayan a dañar tus muebles de madera o peor a oxidar todo lo que tengas de metal, no te amargues mas la vida. Con un poco de sal en tu hogar reducirás la humedad. Solo coloca la sal en donde veas que hay mas humedad.

Todos cuidamos nuestros cubiertos de plata como si fuera nuestra vida, sin embargo con el pasar de los años estos se van manchando poco a poco y van perdiendo su brillo por lo que dejan de tener ese tono tan bello que a todos deslumbra por lo que te recomendamos hacer una mezcla con en base a sal. Esta mezcla lleva vinagre y sal, lo que al entrar en contacto con la plata y otros metales, junto con la ayuda de un cepillo, lograras eliminar por completo las manchas y recuperar el brillo.

La sal es mucho más que un ingrediente de cocina, es desde la antigüedad, uno de los elementos más poderosos para proteger, limpiar, purificar y deshacer males. Su benéfico uso en la alimentación como conservador de los alimentos, pronto se trasladó al mundo de lo mágico, trasladando sus características protectoras y liberadoras.

En casa podemos usar la sal para limpiar la casa y la energía de tu hogar:

– PARA LIMPIEZA

Coloca medio limón en la esquina de cada habitación, y rocíalo con sal gruesa. La sal absorbe y cambia las energías negativas, alejándolas y transmutándolas. Al cabo de una semana, habrá absorbido toda mala vibra. Puedes repetir cuantas veces lo consideres necesario.

– PARA NEUTRALIZAR A UNA PERSONA NEGATIVA

En una noche de cuarto menguante, llena un vaso de vidrio con alcohol fino, y diluye en él una cucharada de sal. Escribe el nombre de la persona en un papel y colócalo dentro del frasco; déjalo reposar durante siete días, al finalizar arroja el líquido a un desagüe y tira el papel a la basura.

– CONTRA EL MAL DE OJO

Durante tres días seguidos, coloca un vaso de agua con un puñado de sal gruesa sobre tu mesa de luz. Déjalo toda la noche, y cámbialo diariamente, o cuando consideres necesario.

– CONTRA LA MALA SUERTE

Necesitarás una taza con sal gruesa, una taza con laurel molido, y tres dientes de ajo triturados y secados al sol. Mezcla todos los ingredientes en un bowl con cuchara de madera, y recorre cada ambiente del hogar, especialmente las esquinas, espolvoreando puñados de la mezcla preparada. Al día siguiente, por la mañana, limpia cuidadosamente el piso, junta todo en la puerta de entrada, del lado de afuera, recoge con una pala el polvillo y tira los restos en agua corriendo.

Y no olvides la popular tradición de no pasar el salero de mano en mano, sino apoyarlo en la mesa antes de que otro la tome, ya que si se derrama, se perderá algo de mucho valor.

Fuente: http://barcelonaalternativa.es